¿Cómo una infección aumenta el azúcar en la sangre en los diabéticos?

Cuando una persona tiene diabetes, la infección es motivo de preocupación. Incluso las infecciones cotidianas, como el resfriado común, pueden aumentar los niveles de glucosa en la sangre. La infección es un reto que requiere una cuidadosa monitorización de la glucosa en la sangre y una atención médica adecuada.

Cuando es golpeado por la infección, el cuerpo libera hormonas del estrés que ayudan a combatir la infección pero al mismo tiempo causan un aumento de la glucosa en la sangre. La resistencia a la insulina también aumenta, causando un aumento adicional en los niveles de glucosa al afectar la capacidad del cuerpo para usar la glucosa como energía.

Los médicos y los educadores de diabetes recomiendan tener un plan de días de enfermedad para manejar infecciones comunes en el hogar. Parte de un plan de días de enfermedad es saber con qué frecuencia debe probar su glucosa en la sangre cuando no se siente bien. Pregúntele al médico si también necesita probar su orina para detectar cetonas cuando está enfermo. Mantenerse hidratado es importante ya que la deshidratación puede ocurrir cuando los niveles de glucosa en la sangre son demasiado altos. Un plan de días de enfermedad incluye saber cuándo llamar a su médico o buscar tratamiento de emergencia, así como cómo mantener su consumo habitual de carbohidratos cuando no se siente como comer sus alimentos normales. Si usa insulina, trabaje con su equipo de atención médica para elaborar un plan para ajustar la dosis para controlar los niveles elevados de glucosa en la sangre.

Algunos estudios indican que las personas con diabetes están en mayor riesgo de ciertos tipos de infección, como las infecciones del tracto urinario y las infecciones por levaduras. Los niveles de glucosa en la sangre existentes en el cuerpo crean un ambiente donde ciertos microorganismos pueden prosperar. Además, la diabetes puede hacer que una persona se enferme cuando recibe una infección, como la gripe o la neumonía. Por esta razón, los Centros de Control de Enfermedades de los Estados Unidos recomiendan que las personas con diabetes sean vacunadas contra la gripe, la neumonía neumocócica y el tétanos / difteria.

Su equipo de atención médica puede ayudarle a aprender acerca de los signos y síntomas de la infección y hacer un plan de días de enfermedad. Siempre consulte a su médico si sospecha una infección y para consejos sobre cómo cuidar de ella. Su médico puede recomendar una visita con un educador de diabetes, que puede ayudarle a aprender sobre maneras de manejar su diabetes y hacer un plan para manejar situaciones especiales.

Proceso

Tratamiento

Prevención

Aprendiendo más